Entre cuerdas: Equilibrada la pelea : Lomachenko Rigondea

Por Domingo Hernández

                Para esta noche, en el  mítico Madison Square Garden, de Nueva York, el ruso Vasyl Lomachenko y el cubano Guillermo Rigondeaux se enfrentan en disputa del campeonato mundial de los ligeros junior -130 libras- versión Organización Mundial de Boxeo –OMB-.

                Será ésta, o cuanto menos se espera, la última gran pelea de este 2017 que casi expira.

                El caso es que se medirán dos grandes boxeadores, en cierto modo,  de características y trayectorias similares.

                Tanto Lomachenko como Rigondeaux tuvieron carreras impresionantes y extraordinarias en el plano olímpico.

                Veamos:Para muchos Lomachenco ha sido, sino el mejor, uno de los mejores boxeadores en el plano no rentado en toda la historia de este deporte. Celebró más de 300 peleas y aunque usted no lo crea, apenas perdió ¡Una!.

                A ello se une la gran cantidad de títulos que ganó, incluidos dos medallas de oro olímpicas –Beijing 2008 y Londres 2012- y dos campeonatos mundiales (2009 y 2011).

                Su historial como profesional, pese a ser corto, también es brillante. Compila marca de 9-1, en apenas 10 peleas celebradas, con siete nocauts propinados.

                Ha conquistado dos campeonatos mundiales en pesos diferentes –pluma y ligero junior, ambos avalados por la OMB-.

                Su rival, Rigondeaux, al igual que él, también cumplió una labor formidable como olímpico e igualmente la crítica lo coloca como uno de los mejores de todos los tiempos. Realizó 247 combates, con 243 triunfos  y sólo perdió cuatro.

                Además, fue dos veces medallista dorada en las Olimpíadas (Sidney 2000 y Atenas 2004) e igual cantidad campeón del mundo (Belfast 2001 y Mianyang 2005), entre muchas otras medallas conquistadas en Juegos regionales, tales como Centroamericanos y del Caribe y Panamericanos.

                En el boxeo de paga, Rigondeaux todavía no conoce la derrota en los ocho años que lleva desde su debut, en el 2009, ocasión en la que noqueó a Juan Noriega.

                Sus palmarés, incluyen 17 triunfos, con 11 nocauts. Es campeón mundial de los supergallos, desde enero del 2012, ocasión en la que puso fuera de combate al norteamericano Rico Ramos, para adueñarse del trono de los supergallos 122 libras-, versión Asociación Mundial de Boxeo  -AMB-.

                Ha hecho nueve defensas de la corona y actualmente está considerado como uno de los mejores campeones libra por libra, lo mismo que Lomachenko.

                Como se observa, se trata de dos superbos, quienes tratarán de definir encima del tinglado quién en realidad es mejor de los dos.

                Sin embargo, boxísticamente hablando, la contienda luce muy pareja, en razón de la clase y escuelas pugilisticas muy completas que ambos representan.

Lomachenko favorito…

                Aún así, hay elementos que favorecen al ucraniano: el peso en el que pelearán. Rigondeaux por lo regular ha hecho toda su carrera en las 122 libras, la que es su división natural y nunca  ha peleado en ligero junior, mientras que Lomachenko, aún cuando no es su peso natural, está más adaptado a este casillero, en el cual ha hecho ya varias peleas, todas de campeonatos mundiales, saliendo siempre airoso.

                Es esta una ventaja del ruso, quien también es un boxeador mucho más activo que Rigondeaux, quien pelea muy ocasionalmente. Es decir, Lomachenko tiene lo que en el argot boxísitco se denomina “más ring” que el antillano.

                Y finalmente, una tercera condición que favorece a Lomachenko es su mayor juventud ( 29 años contra 37 de Ringondeaux). Así las cosas, en esos tres factores podría estar la diferencia de la esperada contienda. Lomachenko estrechamente favorito, en lo que promete ser un gran combate. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Lomachenko, es importante decir que éste debutó como profesional con un nocaut sobre el mexicano José Ramírez. ¡Suena la campana!!Climmp!

 

Pie:

Vasyl Lomachenko Y Guillermo Rigondea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *